Hace unos días, el mundo entero se mantenía expectante delante de la televisión por una preciosa boda dentro de la Familia Real Británica, la del Príncipe Harry y Meghan Markle, sin duda la más romántica de la realeza.

Más de 100.000 personas esperaron en la calle el ansiado saludo de la pareja después del “sí quiero” en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

Fueron muchas las especulaciones relacionadas con el vestido de Meghan, pero Givenchy fue la firma encargada de realizarlo en su look ceremonial.

Y Stella McCartney fue quien diseñó el vestido de la fiesta nupcial.

Sin duda unas muy buenas elecciones de looks para este día tan protocolario y especial.

En @mibuh tomamos idea de todo, y este gran día no iba a ser menos.

Meghan ha sido una gran inspiración para nosotros a la hora de crear looks perfectos de novia, y pensamos en las piezas ideales para sus dos maravillosos vestidos.

 

Para su primer vestido de Givenchy, el que usó en la ceremonia nos encaja fantásticamente nuestra bonita tiara “Arial”, es el look perfecto para este bonito vestido tan sencillo y elegante.

Y para el vestido posterior de Stella McCartney, nos encanta el rollazo de la súper diadema de perlas y plata envejecida “MoonSilver”, y aunque sabemos que por protocolo no es lo más correcto, a nosotras nos encanta el clutch de novia de flores de seda con broche de cristales “Camelia”.

 

 

Algo que no puede faltarle a una novia de infarto son unos pendientes de infarto, y eso es algo que Meghan sabe muy bien.

En nuestra colección de novia supimos dar a cada estilo de novia su toque respecto a esta parte del total look nupcial.

De izquierda a derecha, empezando por arriba podéis ver una de nuestras joya de la corona, los pendientes Grace, con un toque de lo más barroco.

Siguiendo arriba a la derecha, podéis ver los pendientes Smitten, una pieza digna de forma parte de la realeza.

Siguiendo abajo a la izquierda, con un punto muy glamouroso, los Luxur, en plata y cristal.

Y por último, abajo a la derecha, con detalle floral, el modelo Chimbley.

 

En las bodas existen varias normas o un protocolo de vestimenta que no deberíamos saltarnos, más si cabe en una boda real, pero en @mibuh no podemos evitar dejar de maquinar con nuestras piezas y llevarlo todo a nuestro más puro estilo.

Queremos agradecer a todas esas bellísimas novias que han confiado en nosotr@s para lucir bien guapas en su gran día, por ellas y las próximas….gracias.