Esta vez os traigo un poco de historia, porque realmente me apasiona ver que gracias a la generación digital, tenemos a la mano una hemeroteca para tirar de archivo en relación a lo que queramos y cuando queramos.

La moda tiene una historia apasionante y esas #invitadasperfectas de hoy, también lo fueron en cada una de las etapas que les tocó vivir, solo que hoy tenemos la suerte de poder ponerle “hashtag” a todo.

Me llama mucho la atención las nuevas novias, la diversidad que tenemos en cuanto a diseños y tendencias.

Cada diseñador, en cada una de nuestras colecciones, intentamos plasmar los que nos mueve cada temporada, lo que nos inspira y lo que nos apetece, sin guiarnos por tendencias, sino más bien por instinto. Sin querer vamos rellenando las páginas de lo que algún día será la historia de nuestra época, esa que vivimos actualmente.

Pero hoy os haré un pequeño resumen de maravillosas épocas y cambios por los que hemos pasado, porque una imagen vale más que mil palabras.

Ya en época Romana, el blanco se utilizaba para vestirse en las celebraciones más importantes, esos peplos lánguidos y caídos eran tendencia, en la Edad Media, las novias se casaban con trajes rojos con aplicaciones de latón dorado, y en el renacimiento destacaban los bordados de pedrería llenos de piedras preciosas y perlas.

El blanco, como color de pureza y virginidad, se popularizó con la llegada de la Reina Victoria, y a partir de siglo XVI se consolidó como tradición y símbolo de castidad.

En el siglo XIX, en España las mujeres todavía se casaban de negro, y hasta el siglo XX no se consiguieron los tonos claros para para el matrimonio, en este caso el blanco como símbolo de máximo sacramento.

Fue en la época de los ‘90 cuando las aguas volvieron a su cauce y Lady Di, toda una diva de aquellos años y fiel al “elegance code” rescató e impuso la tendencia de mangas abullonadas y pomposas, cortes clásicos y líneas “simplicity”.

Y es ahora cuando nos atrevemos a romper con todo, hasta las más fieles a lo tradicional, dando a las novias toques en tonos pastel, complementando vestidos con tiaras de flores, estructuras y diademas vintage para convertirlas en lo más retro, lo más romántico y atrevido a la vez.

Realmente ahora todo vale, el siglo XXI le está dando a la moda la oportunidad de generar un estilo propio, con pequeñas normas sujetas a un criterio que identifique quienes somos.

Ahora es todo mucho más fácil, mucho más visual, por lo que tenemos a nuestro alcance el poder crear un look personalizado al 100%. Por eso en @mibuh hicimos una colección donde resumimos la historia de la moda nupcial.

Trabajar directamente asesorando y personalizando el look de cada novia en esos días tan especiales, para nosotr@s es algo muy especial. Nos encanta hacer brillar a las mujeres en general, pero en el día de su boda aun mas, por eso queremos agradecer la confianza que todas nuestras novias han depositado en nosotr@as.

Os invitamos a disfrutar de esta hermosa colección.

http://mibuh.com/product-category/novias/